11 ago. 2009

tu bufanda

Ante la falta de sueño cae mi cabeza en la almohada. Paso la bufanda por mi cara, cerrando los ojos y sintiendo su aroma como si tuviera alguna clase de magia... solo hasta sentir que me transporta a otro mundo.

Apareces por detras y te acuestas a mi lado. Siento tu presencia y adivino tu posicion por el respiro en mi hombro. Giro la cara a tu lado aun cegado por mis parpados. Y me besas. Se quien eres, reconosco esos labios. Inmediatamente te abrazo besandote la frente mientras siento como te apropias de mi cuello. Y tan tuyo es.

En mi turno quedo sobre ti, cara a cara. Creo abrir los ojos para encontrarme con tu hermosa mirada llena de ternura y comprension. Una paz que llena mi interior de flores y sabanas. Y en mis ojos te deseo de tal manera cuando me acerco para besarte los labios con suavidad. La intensidad se vuelve progresiva hasta sentir que estallamos y volamos a la nada.

Giramos jutnos sin sentido ni direccion, sin siquiera abrir los ojos, sedientos de amor, llenos de desbordante felicidad. Llegas a mi cuando se que te estoy llegando. Ahora puedo verte realmente. Sos vos tan vos como puedes aparecerte. Y yo que te puedo apreciar con todo mi ser. Te vuelves la maxima expresion de la belleza. Cada gesto destruye mi capacidad de resistirme. Ya no queda nada mas en mi mas que yo mismo y vos. Ahora flotamos en vacio llenos del todo.

Y ya he perdido nocion de donde estamos, de tu principio y mi final, del tiempo en que vivimos, del calor que nos rodea, de las luces que iluminan, de las flores que nunca fueron, de la bufanda en mi cara...

No hay comentarios.: