7 ene. 2009

Cuento/historia/texto/lo-que-sea

Sabado

Era un sabado como cualquier otro. Su pelo aun humedo hacia correr gotas sobre su cara hasta llegar a la remera donde se encontraba con sus compañeras estrelladas. Ambicion en sus ojos. Perfume en su piel. Una remera tan tipica como su pantalon, comprado donde los jovenes compran hoy en dia sus ropas. Tomo su celular y sus llaves pero freno en el limite entre el adentro y el afuera.
-A donde te vas, agustin?- dijo su madre
-A ver a una chica-
-que chica?- dijo sin mucha sorpresa casi acusandolo
-una chica...- dijo con desgano
-bueno... cuidate, besos. Cualquier cosa llamame- Aun no terminaba realmetne la frase cuando ya habia cerrado la puerta sin siquiera responder.


Mariposa

Una mariposa volaba en el cielo otoñal llevada suavemente por el viento. Una pequeña briza fria la llevo hacia una ventana donde encontro refugio en el marco de la mismo. Una dulce chica la miro con calidez.
-MIRAMIRA UNA MARIPOSA!- dijo con emocion y una sonrisa en la cara dirigida a su amiga.
-si Anto, una mariposa-
Siempre fue la misma chica dulce desde siempre. Desde que aprendio a atarse sus pequeñas zapatillas de conejitos hasta que llego a la secundaria decorando sus carpetas rosas con stickers.
-oh, se fue, volo-


Indie

Sonaba el despertador en vano. Nadie era capaz de frenarlo. Finalmente el celular exausto dejaba de sonar su musica. Este solo esperaba para sonar nuevamente en 15 minutos. Su musica indie llegaba hasta sus sueños y se camuflaba entre las nubes de algodon y sus fantasias casi reales. Nada en este mundo lo sacaba de su propio mundo mas que el mismo y su mecanismo biologico cerebral.

Desperto ligeramente al escuchar un furioso estribillo de guitarras enloquecidas que formaban una gran pared de sonidos que perturbaba bellamente su oido. Y mirando el reloj salto de su reposo.
-Las 3 y media!- dijo para si mismo con gravedad recordando un compromiso.
Se puso un pantalon y zapatillas y corrio hacia la puerta aunque frenado por su madre quien le dijo:
-ay martin, siempre a las apuradas!-
-perdon! pero...- dijo con culpa
-pero nada, anda no importa que llegas tarde-


La Calle

Las calles de Buenos Aires eran todas practicamente lo mismo. Solo dependia de la hora y del lugar para saber que gente uno se va a encontrar. Aunque si uno buscaba lujo siempre podia encontrar.
En fin, él siempre pasaba por una esquina de Caballito que lo llenaba de orgullo al poder leerse con letras enormes escritas desprolijamente con un aerosol barato "FERRO MANDA". Luego dio una vuelta solo para evitar problemas ya que sabia, gracias al tiempo y a las constantes salidas, de aquellos territorios que no debia siquiera pisar.

Miro pasar a una chica con chupines fluorescentes, un flequillo planchado, un peinado costoso, remera con escote en V aparentemente de marca, y zapatillas deportivas bastante llamativas. Le provoco cierto deseo de odio en algun punto pensar en la plata de sus padres que habra gastado solo para seguir su rebaño.
Caminaba pensando en la violacion a los derechos humanos y las muertes inocentes provocadas por israel y que sigue provocando con la ayuda de el capitalismo y mas especificamente de estados unidos cuando por fin llego a su destino.
La luz del dia se reflejaba en ventanas y vidrios provocando una ligera ceguera que dificultaba su busqueda en la plaza.
Y entonces escucho a varios metros una voz familiar.
-Bory! Bory, aca!-


Unas chicas


-Ay, me acorde de algo-
-Que pasa? Que te acordaste?-
-EDWARD!-
-Babosa!-
-Ja! Y vos no?-
-Yo no!-
-Mentirosa, bien que te gustaria que te muerda-
-Y bueno, no te voy a mentir! aunque existen tambien chicos reales- Rieron y siguieron riendo juntas entre chismes y chistes.


Miseria

Salio apurado a paso firme. En una calle vio a lo lejos unos chicos de zapatillas deportivas realmente caras, gorra que apunta hacia arriba practicamente, pantalones ni largos ni cortos, remera deportiva, apariencia algo sucia y en algun estado quiza no comun. Gritaban con poca claridad frases sin sentido en una deformacion total del lenguaje apenas entendible. Pedian monedas probablemente aunque uno sabe que solo buscan problemas. Desviarse una cuadra no iba a hacerlo llegar mas tarde.

A unos metros de su parada de colectivo un señor desamparado en completa miseria pedia simplemente una moneda con su fragil hija en sus brazos mostrando solo humillacion resignada. Atravezo su oido un llamado a la generosidad pero sin fuerzas y le genero un dolor que le pesaba en su interior. Sin mas remedio, dio media vuelta y en 5 minutos estaba entregandole en sus manos una lata de leche en polvo justo antes de subirse al colectivo.
Con el timepo uno aprende en quien uno debe confiar y en quien no.



El chico

Solo un tiempo y ya hablaban con una extraña comodidad. La chica con sus manos delicadas aunque algo torpes formo un pequeño pajarillo de papel en solo unos minutos.
-Una grulla- le dijo sonriendo
-Pero eso lo hace cualquiera...-
-ah si? haceme una. A ver?- dijo en forma de reto entregandole un papel cuadrado en sus manos.
-Vas a ver- dijo riendo.
Tomo el papel con cuidado con una mirada profesional lo observo con cuidado y con habilidad hizo unos pliegues. Doblo por la mitad, desdoblo, plego de un lado, giro, cerro, plego y plego.
Finalmente devolvio a las manos de la chica un bollo de papel.
-Te dije que podia- Dijo y rieron.
El simplemente sabia que en 10 minutos esa risa seria un cruce de miradas que terminaria en sus labios contra los suyos y el resto de la feliz tarde.
Lo que ella no sabia es simplemente lo pronto que el fuego se apagaria en él, pero no en ella. Al dia siguiente no la llamaria.


Deseo...

Luego de despedirse de su amiga, prendio la tele como toda mañana de su vida, solo para escuchar otra horrible noticia del mundo moderno que erizaria su piel. Echo la cabeza hacia atras y cerro los ojos como esperando a que todo el mundo desaparesca. Abrio sus ojos para encontrarse con las grullas que volaban sobre su techo y hecho asi casi una plegaria.
-ah! que se mueran todos esos hijos de puta! o que, se queden sin polvora y sin armas, o que la gente aprenda a respetar qe los demas pùeden pensar diferente o ser diferente pero aun asi son personas, o un helado infinito -Deseo profundamente.
luego suspirando dijo para si misma -Con alas de oro no se puede volar...-


Colectivo

Miraba por la ventana perdido en sus pensamientos.
Escucho a unos pibes que gritaron por la ventana: EMOOOOO!!!. Al mirar encontre a una chica con flequillo teñido y planchado, con una extraña gama de colores rosa y negro, diferentes cruces en muñecos, sangre pintada de alguna manera u otra en su mochila junto al dibujo de un filo, ojos delineados y una apariencia algo excentrica aunque tipica en su estilo.
Por un momento se cruzo por su cabeza decirle: "Porque le gritas eso como una agresion? Ni que fuera algo malo.", "Puede que tengan sus problemas o sean algo idiotas al cortarse o deprimirse sin demasiado sentido o su forma de vestir o demostrar pena o lo que sea, y hasta puede pensarlo asi si quiere pero no puede decirle eso asi. Ademas realmente cree que tiene derecho a juzgarla? Quien se cree que es? El tiene su remera de futbol y sus pantalones jeans y nadie lo juzga por aquello. Cual es la necesidad de gritarle?" penso para si mismo hasta que recordo el poco sentido que tendria intentar entrar en razon con esa persona. Estaba seguro de la respuesta que tendria. A veces la gente es demasiado predecible.


Triunfo

Volvio a casa con el orgullo de una tarde triunfante la cual seria motivo de largas conversaciones en el interesante mundo social del Msn. Aunque sin demasiada demora ya que aún quedaba una noche por delante. Salir a bailar estaba entre sus planes.
Con sus amigos comentaba:
-Y? Como te fue?
- Barbaro, me la comi toda la tarde.
- Que grande!
- Ya ni se cuantas van esta semana


Espejo

Miro al espejo con furia como si tuviera alguna culpa de que ella creyera que estaba fea. Y mientras calentaba la plancha para pelo pensaba en que le firmaria en el album de fotos y recuerdos del anhelado cumpleaños numero 15 de su amiga. Una glamorosa noche de baile, chicos de traje, chicas de vestido y comidas que aparentan ser mas de lo que son. La emocion y la ansiedad fluian rapidamente por la sangre. Nada en este mundo podría compararsele a tal fiesta. Nada como un cumple de 15.


La Pre

Como siempre antes de todo recital, uno llega con sus amigos y busca una manera de saciar sus ansiedades anteriores a tal evento y disfrutarlo al maximo. Muchos de estos son oportunidades algo unicas por lo que uno quiere hacer todo lo posible para hacerlo mas unico aun y por supuesto evitar una amargura, es decir, uno no quiere perderselo. El alcohol suele ser muchas veces un camino. La musica. Los artistas en una fase que practicamente solo sera vista una vez. Nada como un recital.


Baile

Una salida con amigos. Solo por placer. Salir a bailar. "Bailar" mejor dicho. Es simplemente otra excusa para encontrarse chicas e intentar hasta conquistarlas y hacerles creer que son nuestro mundo aunque sea por un dia. Ellas estas dispuestas, no pueden quejarse. Otra excusa para ahogar las penas y calmar ansias adolescentes. A deshinibirse y disfrutar del juego. Nada como salir a bailar.

3 comentarios:

Ohlala Lulú dijo...

Confieso que cuando lo vi me dio paja leerlo pero es uno de esos que cuando empezás no podés dejar de leer. Me encanta como escribís :)

Locia dijo...

jajaja, esa oracion salio de la nada, como la mayoria de las boludeces que se me ocurren a esas altas horas de la madrugada, pero bueno.
aaaah, yo tambien quiero que edward me muerda :B

~ Calipso dijo...

ai naka (L)



ves, todo el mundo quiere que Edward la muerda