16 dic. 2012

ahora si

Creo que recupere mi yo, llegando a mi casa de una fiesta que volvi caminando escuchando musica. Me deje llevar por la lluvia y la musica y una vez en la puerta de mi edificio me sente un rato y segui otro camino. Descubri que necesitaba decidirme que no estaba tomando control de mi vida. No sabia a donde caminar y ya que habia venido caminando todo por avenidas no me parecio mala idea seguir tal pauta.
Hace mucho no hacia realmente ningun esfuerzo, creo que habia dejado de creer en la recompenza. Ya me hacia la costumbre de no decidir y al parecer de ni siqueira pensar. Siento que no deje mucho rastro del pasado en mi memoria, me dirigia sin elegir un camino. Y no es que estaba perdido, estaba yendo a ningun lugar.
Recapitule mi vida desde lo ultimo que me parecio destacable, empezando por ella. La lluvia estaba muy suave, apenas mojaba mi pelo con la gorra en la mano pero era lo suficiente como para crear clima de lluvia. Rememore positivamente recordando lo ridicula que es la vida y que las decisiones no tienen tal peso. Fume unos cigarros, creo que me gusta la humedad del clima, me deja saborearlos mejor (tanto el humo como el momento).
Me sente en la puerta de (mi anterior) ella ya que habia llegado ahi, habia alguien esperando en un auto y no se porque saque el celular como aparentar algo, tanto al llegar y al irme luego de fumar un pucho.
siguiendo la logica de seguir las avenidas llegue a plaza francia, era un buen lugar para comenzar el regreso. Casi no llovia y me decidi por fumar un faso entonces al llegar a unos bancos me sente justo en uno en frente de una parada, un tipico banco de tablones de madera de costado paralelos que forman una L con patas relajada hacia atras y a cuyo primer tablon (contando desde arriba) le faltaba una mitad y la otra se encontraba algo curvada y en esa mitad me sente para apoyarme en la menor superficie posible descansando los pies donde uno normalmente se sienta.
Luego segui caminando por el medio de la calle adoquinada y me di cuenta que suelo caminar por los costados usualmente. Se sintio de alguna manera bien, me quite el gorro y quede mirando algunos rayos en las nubes, los arboles y la lluvia. Mientras volvia adentro a los pensamientos. Estaba viendo que este era un buen dia para empezar a hacer las cosas bien cuando aumento el agua que caia y me dejo decirmelo para afuera. Mis pies ya se sentian distintos pero descubri que era mejor relajarlos al caminar. Ya estaba en las ultimas cuadras notando que realmente era yo que estaba volviendo.
Y apenas llegue, entre llegue al ascensor pero volvi a salir. Me quede buscando conclusiones finales, que tengo que hacer.
Entonces paso una mujer de unos veintipico mas grande que yo y me dijo algo, que me conocia si no era el del 6to piso y no supe ni siquiera corregirla, estaba desencajado. Fue una convesacion corta. Creo que le dije qeu si y me dijo que ella nos habia visto que vivia al lado. Luego un bueno chau, chau suerte.
Digamos, me dejo re careta mal (si no lo estoy usando mal estoy queriendo decir qeu me sorprendio, no, me impresiono). Y me dejo un poco flasheado, aun estaba reaccionando. No puedo recordar su cara. Hace tiempo no me molestaba mi mala memoria. Ultima leccion: atencion.

2 comentarios:

CAMEL dijo...

Me alegra de que estés volviendo a ser vos mismo. Esta bueno perderse un tiempo en el mundo, siempre que volvamos a nosotros mismos de vez en cuando. Abrazo. Esperocvolverva leerte como en otros tiempos.

Kiki dijo...

Hola!. Interesante nota. Creo que es algo que le sucede a mucha gente (en especial luego de volver de una salida) donde la madrugada se vuelve ideal para despertar muchos pensamientos.
jaja termine acá porque te llamas casi igual que mi novio.
Exitos, Salud!

Saludos!