3 ago. 2011

Un vino y un vinilo

Vacilo por un recuerdo hermoso que parece no existir. Una tonalidad de un cuerpo de violines guia esta nocion. Sin embargo bajo una tenue luz en un trasfondo me muestra siluetas indefinidas pero familiares. Es que en verdad hay un costado onírico en todo lo que proceso y mentalizo. Que seria sino la vida sin la falta de razon?
Que hacer sino sentir? Asi suelto el alma de entre mis dedos, libre al pleno sentimiento para simplemente seguir un camino de fuego y marfil y escurrirse entre deseos, un capricho que yace en velo, dejando un anhelo en pleno vuelo, errando de pueblo en pueblo, sin duda ni pena que ya no hay espera. Alli se crea esta escena.

No hay comentarios.: