19 dic. 2010

Te veo

Libro este fuego gentíl que amanta mi alma con su presencia y se lleva a los nativos sueños que atormentan mi razón. Así mi espiritu aflora de mi ser con el recuerdo de su dulce pasion. Se aisla consigo preciosas memorias de su naturaleza y esencia, hasta olvida el significado de la tristeza confundiendolo con la de ella.
Y todo lo que veo en sus pupilas es luz y eterna inocencia. Pero qué sol ilumina aquella desmesurada belleza que refleja en mis ojos idílico resplandor? Casi inhibiría al mismo Dios, diría yo.

Y que todo muera de celos, y es que lo dejaría por vos.

1 comentario:

Locialocia dijo...

Vos te zarpas en tierno naka, ya es algo muy friqui! Jajaja, te quieeero, y te quiero ver :B